El sampling se está convirtiendo en una de las herramientas más utilizadas del marketing directo. La distribución de muestras permite ahorrar costes, dar a conocer un producto, y su principal ventaja es que acorta el periodo transcurrido entre el primer contacto y la compra del producto