La publicidad en los medios fuera del hogar se centra en la comercialización a los consumidores cuando están “en movimiento” en lugares públicos, en tránsito, esperando (como en una oficina médica) y / o en lugares comerciales específicos (como en un lugar de venta al por menor).